#
Exhibitions
Artists
Month
Year
13
Fractal
Diego Gravinese
Octubre
2013
 

De la semilla de la rosa nace otra rosa, del grano de trigo germina el trigo,
así pues de la semiente divina nace un dios. Y es para bien preguntarse; que es un dios?
El texto sagrado dice así: Llegó el pintor a cierto lugar y se alojó allí, ya que el sol se ponía; tomó una de las piedras de este lugar y la puso como cabecera y se acostó en este lugar. Y soñó su conciencia: He aquí un pájaro, puente entre el árbol y la luz de la estrella; viajaba a través de la música celeste y llegaba hasta el sol central de la galaxia, uno de los cinco soles que fecundan los enigmas del arte; allí en la cara azul de este sol inmaculado en luz el pájaro encontraba: La semilla de la rosa, el ojo de la serpiente, la geometría y el deseo de todos los hombres; contenidos en la mano creadora del pintor del infinito génesis. Y eran estos elementos su cruz y su espada en cada ciclo. Y con esta visión rubificada en su espíritu viajaba el pájaro, otra vez, en dirección al árbol. Y llegaba al árbol y descansaba en el; y luego movía una piedra que había cerca del árbol, y observaba la huella y cantaba lo invisible. El pintor despertó de su sueño y movió la piedra que había puesto como cabecera y observó que en la huella escrita en la tierra estaba narrado el fundamento secreto de su creación. El pintor aceptó el enigma y se fundió en el infinito.Y pintó lo invisible y volvió a nacer.

Génesis del pintor Diego Gravinese inspirado en el sueño de Jacob.

Elías Santis
Santiago de Chile, Octubre de 2013

Exhibitions

#13
Close
Text / Image
Fractal
Diego Gravinese
Octubre 2013

De la semilla de la rosa nace otra rosa, del grano de trigo germina el trigo,
así pues de la semiente divina nace un dios. Y es para bien preguntarse; que es un dios?
El texto sagrado dice así: Llegó el pintor a cierto lugar y se alojó allí, ya que el sol se ponía; tomó una de las piedras de este lugar y la puso como cabecera y se acostó en este lugar. Y soñó su conciencia: He aquí un pájaro, puente entre el árbol y la luz de la estrella; viajaba a través de la música celeste y llegaba hasta el sol central de la galaxia, uno de los cinco soles que fecundan los enigmas del arte; allí en la cara azul de este sol inmaculado en luz el pájaro encontraba: La semilla de la rosa, el ojo de la serpiente, la geometría y el deseo de todos los hombres; contenidos en la mano creadora del pintor del infinito génesis. Y eran estos elementos su cruz y su espada en cada ciclo. Y con esta visión rubificada en su espíritu viajaba el pájaro, otra vez, en dirección al árbol. Y llegaba al árbol y descansaba en el; y luego movía una piedra que había cerca del árbol, y observaba la huella y cantaba lo invisible. El pintor despertó de su sueño y movió la piedra que había puesto como cabecera y observó que en la huella escrita en la tierra estaba narrado el fundamento secreto de su creación. El pintor aceptó el enigma y se fundió en el infinito.Y pintó lo invisible y volvió a nacer.

Génesis del pintor Diego Gravinese inspirado en el sueño de Jacob.

Elías Santis
Santiago de Chile, Octubre de 2013